El 11 de abril de 1955, el General Choi Hong Hi usó elementos del antiguo arte marcial coreano del Taek Kyon y del Shotokan karate, un arte marcial que él había aprendido mientras estudiaba en Japón, para crear el Taekwon-Do.

Los valores filosóficos y los objetivos del Taekwon-Do, están firmemente enraizados en la tradicional cultura moral del Oriente. El lado técnico y las tácticas defensivas están basados en principios de física, particularmente en la Ley de Newton, la cual explica cómo generar un máximo de fuerza al incrementar velocidad y masa durante la ejecución de un movimiento.

Al querer compartir los resultados de sus reflexiones filosóficas y sus experimentos técnicos, el General Choi planificó y escribió un trabajo referencial único, la Enciclopedia del Taekwon-Do. En sus quince volúmenes, él explicó en detalle las reglas y prácticas de este arte.

Siempre esforzándose por la excelencia, el General Choi, presentó al Taekwon-Do como en un estado de continua evolución, abierto a cambios que mejorarían su efectividad. El escribió que el que crea que ha desempeñado su tarea ampliamente pronto se marchitará. De igual manera, cualquier emprendimiento que sea percibido como habiendo alcanzado su objetivo, estará destinado a perder el propósito, estancarse y morir.

Desde el comienzo, el Taekwon-Do nunca ha parado de evolucionar, conducido por la férrea voluntad y el trabajo duro de su fundador. Los líderes de la ITF (Federación Internacional de Taekwon-Do) hoy en día, también reconocen la necesidad de evolucionar y ellos están igualmente apasionados por el futuro de la organización.

  • Usuarios
Copyright © 2013 ITF - International Taekwon-Do Federation | Website By Weberos